3 maneras en las que las manzanas pueden transformar tu salud

2. Las manzanas pueden reducir el riesgo de cáncer.

Investigadores de Cornell University han identificado varios compuestos —los triterpenoides— en la piel de las manzanas que pueden inhibir o matar las células cancerosas en los cultivos de laboratorio., «Encontramos que varios compuestos tienen poderosas actividades antiproliferativas contra las células cancerosas del hígado, colon y mamas y pueden ser parcialmente responsables de las actividades anticancerosas de las manzanas enteras», dice Rui Hai Liu, en ese entonces profesor adjunto de la ciencia de la alimentación en Cornell, en una declaración escrita en el 2007. Los investigadores también notan que la fibra que aportan las manzanas puede ser beneficiosa en la reducción del riesgo del cáncer colorrectal., Un análisis publicado en el 2016 de varios estudios que asocian el consumo de las manzanas con un menor riesgo de cáncer reafirma estos hallazgos.

3. Las manzanas también pueden reducir el riesgo de diabetes.

Varios estudios han destacado la conexión entre el consumo de manzanas y un menor riesgo de diabetes tipo 2. ¿Por qué? Los antioxidantes que se encuentran en las manzanas, que ofrecen una amplia variedad de beneficios para la salud, pueden ser una de las razones., Además, las manzanas están repletas de quercetina, un pigmento vegetal que mantiene a raya la resistencia a la insulina al ayudar al organismo a secretar la insulina de manera más eficaz. La resistencia a la insulina es un factor indicador del desarrollo futuro de la diabetes tipo 2. Según le informó a Fox News Karen Ansel, nutricionista y dietista titulada, las manzanas están «llenas de antioxidantes, y también contienen fibra que ayuda con la digestión de las azúcares de manera más lenta, naturalmente»., Además, según un estudio realizado en el 2017 de unas 500,000 personas en China, las que consumen frutas diariamente —incluidas las manzanas— son un 12% menos propensas a desarrollar diabetes tipo 2 que aquellas que nunca o casi nunca consumen frutas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *